Foro de Amor > Artículos y Contenido Variado > Sobre Amor > Poemas de amor de autores famosos
 
Abrir Hilo Responder
 
Antiguo 19-Aug-2010, 23:12  
Emi
Usuario Experto
Avatar de Emi
 
Registrado el: 07-September-2009
Ubicación: Emilandia
Mensajes: 11.251
Poemas de Amor de la Novela "La ilustre Fregona":


¿Quién de amor venturas halla?
El que calla.
¿Quién triunfa de su aspereza?
La firmeza.
¿Quién da alcance a su alegría?
La porfía.
De ese modo, bien podría
esperar dichosa palma
si en esta empresa mi alma
calla, está firme y porfía.

¿Con quién se sustenta amor?
Con favor.
¿Y con qué mengua su furia?
Con la injuria.
¿Antes con desdenes crece?
Desfallece.
Claro en esto se parece
que mi amor será inmortal,
pues la causa de mi mal
ni injuria ni favorece.

Quien desespera, ¿qué espera?
Muerte entera.
Pues, ¿qué muerte el mal remedia?
La que es media.
Luego, ¿bien será morir?
Mejor sufrir.
Porque se suele decir,
y esta verdad se reciba,
que tras la tormenta esquiva
suele la calma venir.

¿Descubriré mi pasión?
En ocasión.
¿Y si jamás se me da?
Sí hará.
Llegará la muerte en tanto.
Llegue a tanto
tu limpia fe y esperanza,
que, en sabiéndolo Costanza,
convierta en risa tu llanto.




¿Dónde estás, que no pareces,
esfera de la hermosura,
belleza a la vida humana
de divina compostura?
Cielo empíreo, donde amor
tiene su estancia segura;
primer moble, que arrebata
tras sí todas las venturas;
lugar cristalino, donde
transparentes aguas puras
enfrían de amor las llamas,
las acrecientan y apuran;
nuevo hermoso firmamento,
donde dos estrellas juntas,
sin tomar la luz prestada,
al cielo y al suelo alumbran;
alegría que se opone
a las tristezas confusas
del padre que da a sus hijos
en su vientre sepultura;
humildad que se resiste
de la alteza con que encumbran
el gran Jove, a quien influye
su benignidad, que es mucha.
Red invisible y sutil,
que pone en prisiones duras
al adúltero guerrero
que de las batallas triunfa;
cuarto cielo y sol segundo,
que el primero deja a oscuras
cuando acaso deja verse:
que el verle es caso y ventura;
grave embajador, que hablas
con tan extraña cordura,
que persuades callando,
aún más de lo que procuras;
del segundo cielo tienes
no más que la hermosura,
y del primero, no más
que el resplandor de la luna;
esta esfera sois, Costanza,
puesta, por corta fortuna,
en lugar que, por indigno,
vuestras venturas deslumbra.
Fabricad vos vuestra suerte,
consintiendo se reduzca
la entereza a trato al uso,
la esquividad a blandura.
Con esto veréis, señora,
que envidian vuestra fortuna
las soberbias por linaje;
las grandes por hermosura.
Si queréis ahorrar camino,
la más rica y la más pura
voluntad en mí os ofrezco
que vio amor en alma alguna.


 
Responder
Herramientas Buscar en el Hilo
Buscar en el Hilo:

Búsqueda Avanzada
Desplegado

Temas Similares
Sonetos Sueltos de Miguel de Cervantes Saavedra Sonetos de la Novela "La Galatea" de Miguel de Cervantes Saavedra Sonetos de "Don Quijote de la Mancha" de Miguel de Cervantes Saavedra Quijote I Capítulo XIV de Miguel de Cervantes Saavedra Quijote I Capítulo XI de Miguel de Cervantes Saavedra


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 05:03.
Patrocinado por amorik.com
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2019, Jelsoft Enterprises Ltd.