Foro de Amor > Artículos y Contenido Variado > Sobre Amor > Artículos de Amor por el Doctor Amor
 
Abrir Hilo Responder
 
Antiguo 20-Oct-2009, 19:15  
Usuario Experto
Avatar de ElDoctorAmor
 
Registrado el: 05-January-2009
Mensajes: 315
Agradecimientos recibidos: 1
¿Amor en la calle? ¡No seáis mal pensados! Con este título no estamos haciendo referencia a nada que pueda hacerte terminar la noche en una comisaría, sino a las múltiples posibilidades que tienes de toparte con el amor de tu vida a la vuelta de la esquina. Es importante caminar todo el tiempo con los ojos bien abiertos, nunca se sabe dónde podrías terminar conociendo a un hombre o una chica espectaculares.
El problema es que en la actualidad, con el auge de los portales de citas y las redes sociales, las relaciones virtuales parecen estar suplantando a las reales, al menos en su comienzo. En efecto, es más fácil encarar a alguien por chat que cara a cara. En el primer caso, nos arriesgamos a que bloquee nuestra dirección; en el segundo, a que nos pegue una cachetada…
Por ello, si quieres atreverte a hablar con la próxima persona que se te cruce por la calle, debes tener una estrategia armada. De esta manera, desarmarás sus defensas y aumentarás tus posibilidades de éxito.

En el parque

El mejor lugar, en la calle, para conocer personas es un parque. ¿Por qué? Pues porque transitando en la vía pública seguramente encuentres rostros preocupados, expresiones de preocupación y miradas de reojo al reloj pulsera, todas señales poco invitadoras al diálogo. En cambio, el parque es un lugar de distensión, al cual uno va –ya sea solo o acompañado- en busca de un poco de aire y sol, para descansar. Si ves a alguien que te interesa, puedes probar acercarte con un inocente “¿podrías decirme la hora?” acompañado por tu mejor sonrisa. Agradece y, si el otro te devuelve la sonrisa, prueba hacer algún comentario como al pasar, por ejemplo, sobre el tiempo. Si a la otra persona le despiertas algo de interés, posiblemente el diálogo fluya y, quién dice, no terminen saliendo juntos del parque para ir a tomar un refresco.

En el bus

Una joven que conozco se sentía deslumbrada por un chico que tomaba el bus en la misma parada que ella, siempre a la misma hora. Evidentemente, sus horarios coincidían. Les tocó sentarse en asientos contiguos en alguna oportunidad y descubrieron que compartían buena parte del largo trayecto. Ambos leían siempre algún libro, con lo cual ella comenzó a creer que tal vez tenían intereses en común. Ella comenzó por mirarlo a los ojos, un buen día le sonrió, él le devolvió la sonrisa. Un día, ella incorporó el “hola” a su sonrisa diaria, él le respondió. Y así nació una historia de amor que terminó en convivencia.
Sabemos que no todos los días pasan estas cosas, pero que suceden, suceden. Lo importante, en este caso, fue que ella no se limitó a suspirar sino que le transmitió a él señales sutiles, pero claras. Inténtalo la próxima vez, paso a paso. Lo peor que puede pasar es que nadie te devuelva la mirada, no tienes nada que perder por intentarlo.

Paseando al perro

Salir a caminar con un perro es una buena manera para ligar. Sobre todo si más de una vez te has cruzado con aquel vecino sexy o aquella vecina tan simpática que también tienen mascota. Es muy sencillo para quienes comparten su pasión por los animales el comenzar un diálogo hablando de sus mascotas. No por nada uno de los piropos más populares es aquel de “qué lindo perro, ¿tiene número de teléfono?”. De cualquier manera, te instamos a que seas un poco más sutil: esa clase de líneas ya está demasiado quemada.

Andando en bicicleta

Al igual que ocurre en el caso del parque, el pasear en bicicleta se asocia con un momento de relajación y diversión. Además, para los deportistas es común repetir determinados circuitos en la semana, y conocer a personas que hacen los mismos recorridos que ellos. Una línea para abordar a alguien que también vaya en bicicleta es un “tienes la rueda un poco baja, ¿no quieres que te ayude a inflarla?”, en el caso de una chica funciona mejor aún pedir ayuda, pues a los hombres les encanta demostrar su hombría con esta clase de tareas.

En un comercio

También en un lugar cerrado puedes abordar a un desconocido con quien te interesaría ligar –siempre de manera sutil y sin generar alarma-. Por ejemplo, si eres mujer y ves a un atractivo vendedor de ropa, puedes decirle algo como “Mi hermano es de tu talla y necesito comprarle un sweater. ¿No podrías probártelo a ver si te sienta bien?”.

Las posibilidades son muchas. Hay que atreverse a actuar y a luchar por conseguir el amor, donde sea que estemos. En el caso de la calle, sólo necesitamos un toque de picardía, ser algo más osados que de costumbre, y un poquito de suerte.
 
Responder
Herramientas Buscar en el Hilo
Buscar en el Hilo:

Búsqueda Avanzada
Desplegado

Temas Similares
Consejo de Ligoteo en la Calle Un paseo por la calle un sábado por la noche... le gusta tocarme en la calle jeje Me parece verle aveces por la calle... sondeo: caminais por la calle y....


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 04:16.
Patrocinado por amorik.com
Desarrollado por: vBulletin® Versión 3.8.9
Derechos de Autor ©2000 - 2020, Jelsoft Enterprises Ltd.