> Foros de Temas de Amor > Pedir consejos de amor
 
 
Antiguo 08-Jul-2015  
Usuario Novato
Avatar de bigbrowneyes
 
Registrado el: 07-July-2015
Mensajes: 3
Hola, quiero hacer un esfuerzo por contar esto de manera rápida y resumida. Si no lo consigo es porque me gusta describir los detalles y entonces supongo ya todos tendrán algo que leer para pasar el resto de la tarde entretenidos.
Lo que busco es un consejo, una opinión distinta además de ventilar un poco mi cabeza y me siento incómoda y triste y conforme pasan los días más. Les explico:

Se trata sobre mi amigo. Nos conocimos cuando entré a trabajar a un sitio donde él ya se encontraba trabajando, de eso hace 15 años. No nos llevábamos tan mal pero tampoco tan bien, la razón de esto último la supe tiempo después porque cuando salí de trabajar de allí, nos comenzamos a llevar mejor, supongo era la tranquilidad de no convivir todos los días en el sitio de trabajo, ya saben "estrés".
Salíamos entonces por un café o nos encontrábamos por la noche en el centro de la ciudad, bebíamos, etcétera...
Desde que le conocí siempre me gustó pero más allá de querer que fuese mi novio, mi deseo solo era el pasar tiempo con él, es como cuando conoces a alguien que te agrada mucho y ves tienen tantas cosas en común que quieres, deseas formar parte de su mundo pero, lo que recibía a cambio la mayoría de las veces era indiferencia pero eso cambió.
Claro que cada uno de los dos tenía su vida, él tenía a su novia, yo mis cosas, mis viajes, desamores en fin. Pero conforme pasaban los años era lindo que cuando coincidíamos conversábamos como si no hubiese pasado tanto tiempo. Han habido interludios de años, creo el más largo ha sido de unos 4.
Ahora, después de quince años, nos volvimos a encontrar pero siento yo de una manera más amena. Esto ocurrió el año pasado a por Junio. Mi vida entonces era un completo desastre en muchos aspectos, sentimental, económicamente, amigos falsos en fin... Además de venir arrastrando cicatrices del tipo que aunque sientes que has sanado, la marca está ahí lo cual sientes te ha dejado lo más parecido a un trauma. Mi único plan entonces era el de salirme de la ciudad, no pensaba quedarme en la ciudad otra vez pero con el pasar de los días se sucedieron unos eventos por los cuales me vi obligada a posponer todo y quedarme.
Entonces ese Junio del 2014 nos quedamos de ver. Era una tarde lluviosa. Fuimos a por un café. Él no se encontraba mejor, acababa de separarse de su esposa hacía poco más de 3 semanas y así se nos fue el tiempo poniéndonos al día contando nuestros problemas. Nos seguiríamos viendo durante los próximos meses. El me decía que hablar conmigo le ha ayudado mucho y era lo mismo conmigo. Él era para mi la primer persona en algo de tiempo con la que me sentaba a conversar de una manera amena y coherente y también sentí que el quedarme en la ciudad por un poco más de tiempo quizá indefinido no estaría tan mal, pensé que las cosas sucedían por alguna razón, que él me necesitaba y para mi igual. Así que me sentí más tranquila.
Nos tenemos mucha confianza. Y nos gustamos, y esa era la razón por la cual a veces cuando éramos más jóvenes me trataba mal, bueno no mal, sino como cuando al niño de 6 años le gusta una niña y le regala lagartijas o tira de su pelo, ¿me explico? Él me dijo que si me trataba de esa manera era porque yo le gustaba a él.
Actualmente yo no tengo ningún problema con él sabiendo que me gusta. Me gusta mucho y claro que me gustaría alguna vez cuando las cosas mejoren tener la oportunidad de estar juntos. Pero no lo necesito ahora, es algo que no busco y con decir esto tampoco significa que no lo quiera o lo desprecie. Todo esto lo digo porque los siguientes meses desde que nos volvimos a ver salíamos tanto que una noche se le ocurrió proponerme que deberíamos acostarnos, nos encontrábamos sobrios y hablamos mucho al respecto pero no hicimos nada. Esa noche cuando me encaminó a casa y nos despedimos nos abrazamos tanto que me dijo "Tenme paciencia".
Hubo muchas oportunidades de hecho para que ocurrieran cosas desde un par de años antes y después, pero jamás sucedió nada, ni siquiera un solo beso. Y eso, aunque las oportunidades estaba bien presentes al 100% por lo menos yo jamás hice nada por respeto a él, a su luto. Porque así lo quiero, lo quiero mucho.
Ese mismo año ya tarde dormimos en su casa. Lo más que sucedió fue abrazarnos y sentir cómo nuestras palpitaciones se sincronizaban. A la mañana siguiente, abordamos juntos el autobús y nos despedimos antes de que yo me bajara, me dio dos abrazos bien apretados y un beso.
Las semanas siguientes ya no volvimos a hablar. Así transcurrían los días y no respondía siquiera mis mensajes. Yo suponía que quizá estaba metido en problemas por sus asuntos legales, el trabajo y demás así que le dí tiempo. Pero cuando pasaron los meses y no tenía respuesta ni de cómo se encontraba, el no saber nada hace que comiences a pensar en más cosas. Temía que para él aquella noche donde dormimos abrazados hubiera sido demasiado para él y entonces ya no me quería hablar. O que habría regresado con su ex esposa. Me sentía mal por el hecho de que, sea lo que fuese el problema no me lo contara, además siempre lo veía en línea en esta red social (lo tengo que ver a la fuerza porque mi trabajo se trata de hacer varias cosas en línea) lo cual me hacía sentir me ignoraba al no responderme y en su lugar responder comentarios de otra gente... En fin... No me sentía su amiga. Lo único que podía desear en ese momento era que se encontrara bien y mucha suerte. Suponía que se adentraba uno de esos interludios que quizá antes no se sentían tan pesados pero esta vez sí porque era diferente. Se sentía un lazo especial, independientemente de haber hablado y por ambas partes haber dicho que no buscábamos una relación ni compromiso, los detalles estaban ahí, ¿me explico? Las sensaciones. Las palabras. Sabes son amigos y que se tienen tanta confianza que se acercan cada vez más y lo dejas fluir. No te desesperas solo, sabes que se ha convertido en algo especial.

No volvimos a hablar y terminó el año. Me ocurrieron un par de cosas entonces no muy buenas y le echaba de menos, le necesitaba para hablar de ello.
Entrado el 2015 no fue mejor. Cada mes que comenzaba se terminaba y se marchaba con todo y lo que había ocurrido en el mismo mes.
Me hice de valor y le busqué, aunque de hecho él ya lo había hecho una vez antes, pero esta vez me dejé de dudas e inseguridades y le escribí frecuentemente, en Abril. Cuando ese mes terminó se llevó todo lo que había traído consigo y fue en Mayo cuando mi amigo y yo nos volvimos a ver. Él me negaba que habían pasado cerca de medio año sin vernos o poco más. Yo jamás le pregunté por qué había dejado de hablarme, independientemente de sus problemas, el por qué. Pero él supo después por qué yo dejé de buscarlo y lo borré de hecho de mis contactos de una red social, cosa que había hecho por miedo y desconfianza, como lo dije antes, piensas en todas las posibilidades, temí lo peor y por eso me alejé.
Mayo terminó y él se quedó aquí... Sentí como si el hechizo se hubiese roto. Mayo fue, intenso. Me encanta que cada vez que dejamos de vernos la confianza sigue ahí. Nos vimos un par de veces y finamente después de 15 años, una mañana muy temprano cuando fui a verle a su casa, me besó.
Volvimos a hablar sobre muchas cosas. No sé si él al decir todo esto de no buscar una relación o compromisos es solo una excusa para negar lo que siente. Aunque por otro lado no lo culpo, todo por lo que ha pasado es reciente aunque ya ha transcurrido un año de su separación. De mi parte tampoco busco algo serio. Yo le dejé claro que somos amigos, nos tenemos confianza de manera que si sucede algo más, no sería tan malo porque nos conocemos y hay un aprecio. Además de que ya estamos como algo grandes como para pensar demasiado las cosas (porque él es así, piensa demasiado las cosas) le dije que podemos divertirnos y dejar que fluya... Además, por lo demás, son cosas que no se pueden predecir, las cosas llegan solas por sí solas, no es algo que planeas.
Cambiaría todo mi presente ahora por esas tres horas en su casa donde nos encontrábamos sentados en su sofá, tan cerca y tan cómodamente... Hablamos sobre el deseo en ese mismo momento de hacer el amor pero no podíamos. Pero me dijo "Estoy disfrutando mucho de este momento"... Hasta que de repente, simplemente dijo "Ya no aguanto más" Y se lanzó sobre mí tomando mi rostro y me besó. Fue la cosa más graciosa.
Hace falta tiempo porque su trabajo lo tiene atareado, para poder salir como antes e ir a buscar un sitio donde vendan buen café. Así que nos hemos visto veces muy contadas. Tiene una manera además de ser muy lacónica, agridulce, pero no lo hace con mala intención. A mí se me olvida eso a veces.

El punto es el siguiente. Ya dormimos juntos y nos partió de risa porque todo fue tan... ¿No planeado? Pero fue genial.
Lo único que me incomodó y por lo cual tuve que tirar de sus orejas fue que, a la mañana siguiente se puso a hablar conmigo.
Ya habíamos hablado antes sobre lo de ser discretos. Vaya, como si no me conociera lo buena confidente que soy. Pero esa mañana me dijo que en esta red social, había notado cómo últimamente solía dar un "Like" a sus cosas. Y yo le pregunté "Y qué tiene" Me dijo que incluso había pensado en borrarme de sus contactos, y yo "Bonita decisión..." Comenzó a explicarme que el hecho de que apareciera mi nombre por todos lados haría que la gente comenzara a sospechar de mí. Yo le dije que si eso era lo que quería pues que estaba bien, que pasaría de sus publicaciones, además de que es algo normal, solo somos amigos. Él continuó explicándose que en esos momentos toda la gente tenía sus ojos sobre él, mirando todo el tiempo a ver qué hace, a dónde va, a dónde sale a beber y por qué bebe. Además de que no quería problemas por lo de la custodia de su hija, pero que todo esto solo duraría a lo mucho dos meses...
Yo le dije que entendía perfectamente, sino ¿qué clase de ser humano se supondría que soy? Le dije que por otra parte me ofendía porque yo jamás haría algo que lo perjudicara a él, que soy una de las personas de las cuales no debería desconfiar. Me sentía algo dolida porque bueno, si me decía eso a mí, qué hay de la otra gente que hace lo mismo y que son mujeres también, además, le dije "soy tu amiga" qué te importa lo que diga o piense el resto si no es cierto... Entiendo tu punto pero vamos, ¿esperaste hasta la mañana siguiente para hablar de esto? Además, quizá estaba siendo un poquito paranoico... (risas) En realidad no discutimos. Hablamos. Solo que sí me incomodó un poquito lo que dijo, porque, si el año pasado que solíamos salir, nos encontrábamos siempre con sus amigos los cuales me presentaba. En fin.
Entiendo la delicadeza de su asunto y solo por él tomé un poco de distancia. Aunque me resulta de lo más extraño por ejemplo, notar que cada vez él hace una publicación, ver a las mismas tipas comentado y sobre todo una de ellas a quien conozco de vista y ubico muy bien porque es la típica chica que pone como foto de perfil un imagen donde siempre muestra sus pechos. Es gracioso Cualquiera sospecharía más de estas mujeres que de mí.
Como sea, no le di importancia. Lo único que me preocupaba era él y su actual situación y seguí apoyándole.

Continuamos viéndonos y hablando por texto, teléfono etcétera. Una noche incluso lo noté algo distinto. Bajamos a la playa en la noche a beber algo y charlábamos. La manera de mirarme fijamente. Somos amigos, pero caminamos y hacemos el payaso un poco y me tomas de la cintura... Comenzaba a hablarme sobre ir a acampar. A él le gusta mucho... Le gusta mucho la lencería negra y me comentó lo de comprar lencería negra para mí así como ir a un centro de relajación y masaje donde hacen también depilación Incluso, como él tiene un viaje a Canadá por 15 días, me dijo que cuando regresara entonces yo podría hacer lo que quiera, incluso afeitarle la barba (cosa que yo le había preguntado hacer el año pasado y me dijo que sí aunque no quería quitársela aún...)
Para cuando regrese de Canadá ya habrán pasado los dos meses, y cuento los meses porque me hace recordar todo este su asunto legal. Y porque no sé qué significa, las fechas coinciden y quizá él se refiere a que tendremos más libertad. Desde luego yo voy con calma. Y es difícil saber qué es lo que él piensa porque es una persona de signo Leo, es terco, es orgulloso... Sabe lo quiere y cuando lo quiere y cómo lo quiere. Lo cual eso es bueno en muchos aspectos, solo porque a veces lo hace parecer algo egoísta. Pero no pasa nada con ello.
Esto me tiene con el signo de interrogación. Él jamás me va a decir algo directamente...
Desde el año pasado, en una de tantas charlas me hablaba sobre no tener una taza de café para su oficina. Y me dijo "Quiero una taza de teta" de esas son famosas en México pero jamás en mi vida he logrado ver una en vivo y a todo color. Desde aquella vez y hasta hace casi tres semanas, después de una larga y dura búsqueda, la encontré y la compré. De hecho fue al día siguiente de la última vez que nos vimos, la noche de la lencería etcétera Lo cuál me resultó una bonita casualidad y no dudé ni perdí tiempo en envolverla pensando que se emocionaría tanto al saber que lo recordé, recordé después de un año que él quería una taza de teta.
Eso fue un Jueves. Ese fin de semana le dije, como sabía que estaría ocupado y además era lo del evento del día del padre (lo cual coincidía con el regalo) le dije que podría pasar por su casa, ustedes saben, solo pasas, él abre la puerta, le doy la caja y ya. Por obvias razones estaría ocupado así que me dijo que lo mejor sería el Lunes. Pasó el Lunes, Martes, Miércoles, Jueves y así... Otra semana más... Durante esas dos semanas no habíamos hablado. Lo más que supe de él fue, me dijo "Todo pasa" Y yo pensé vamos, pobre chico tiene problemas. Lo alenté haciéndole recordar que quizá mi obsequio le animaría un poco. Hoy es Miércoles. No hemos vuelto a hablar. Le he dicho, no siempre porque tampoco soy una molestia, cuando voy a un sitio y me queda camino por su casa, que si puedo pasar. No me lee.

Este día 10 se marcha a Canadá. Recuerdo me decía que antes de irse nos teníamos que ver. Le dije "Yo también pensaba lo mismo "

No quiero que mis fantasmas del pasado me hagan temer. Desconfiar, mucho menos de él. Pero también pienso, si antes he conocido a todo tipo de porquería de gente, ¿qué me hace pensar que él es diferente? Luego pienso en los 15 años y que aún estamos aquí y me tranquilizo.
Dudo mucho que alguien no tenga un minuto de tiempo... Quizá se deba a que, lo que suelo pensar, me siento como su "secreto" lo cual es feo...
No tengo respuesta suya.
El Lunes me cansé y le dije, "Oye, estoy intentando poder coincidir contigo desde hace medio mes para darte tu obsequio. Casi siempre paso por ahí y se siente extraño... Solo es un minuto. No te estoy pidiendo nada, o a menos que no quieras que te vean" Le comenté también que hace años atrás pensaba en ir a visitar a una amiga a quien no veo desde hace unos 17 años, pero no fui. Le dije que disfrutara y se cuidara.

Ahora mismo está en línea.
Y me siento triste. No sé si me buscará hoy o a lo mucho mañana... Por qué no me habla...
No quiero otro interludio pase. Soy su amiga, podría contarme...

¿Qué opinan?
¿Qué divagará dentro de su cabeza? ¿Sentirá algo y teme afrontarlo? ¿Se ha arrepentido? ¿Qué significa todo lo antes dicho?

Espero sus opiniones y gracias mil, esto me ha ayudado a desahogarme un poco
 
Antiguo 11-Jul-2015  
usuario_borrado
Guest
 
Mensajes: n/a


Primero que nada me prepare un café para disfrutar tu hilo, ya que tu escritura a pesar de estar resumida te diré que me ha gustado como la has redactado. Entendí la situación y el salto de tiempo de los 15 años, los cuatro, el año pasado y los sucesos recientes para entregarle su obsequio.

Sí, es desesperante verlos conectados y que no nos saluden.
A veces caemos en la tentación de escribirles primero para saber como están y el que te dejen en VISTO es más desesperante que el hecho de que estén conectados, teniendo la sensación de arrepentirnos de haberles mandado ese "Hola".

Ahora bien, tu situación es muy diferente a la mía. Para empezar tu misma te has puesto en esa situación al mencionarle que nada más son "Amigos", obvio especiales. Eso quiere decir que él no tiene ningún compromiso de llamarte o contarte el porque de las semanas desaparecido. Si no quiere verte antes de irse a Canadá sus motivos tendrá.

Cita:
¿Qué opinan?
¿Qué divagará dentro de su cabeza? ¿Sentirá algo y teme afrontarlo? ¿Se ha arrepentido? ¿Qué significa todo lo antes dicho?

Espero sus opiniones y gracias mil, esto me ha ayudado a desahogarme un poco
Todas tus preguntas aunque muy validas están fuera de lugar.
que importa lo que divague dentro de su cabeza, que importa si siente algo o si es miedo, si se arrepintió, o haya significado algo. Cuando pintaste la línea de "Somos Amigos" creaste una frontera en donde esas preguntas no deben rondar por tu cabeza. Por muchos años que se tengan de conocer, la confianza, la cercanía.., al no querer algo serio con él todo lo demás pasa a segundo plano.
Creo que más bien debes preguntarte ¿Qué pasa por tu cabeza? ¿Qué es lo que quieres de ese hombre? ¿Qué ha significado para ti?
 
Antiguo 12-Jul-2015  
Usuario Experto
Avatar de luchanadj
 
Registrado el: 23-November-2010
Ubicación: Impuestolandia.
Mensajes: 15.676
Agradecimientos recibidos: 2894
Donde tengas la olla...
 
Responder
Herramientas Buscar en el Hilo
Buscar en el Hilo:

Búsqueda Avanzada
Desplegado

Temas Similares
Buenos amigos desde hace largo tiempo. Mi amiga no me habla desde hace 1 mes Solo desde hace tiempo desde hace dos días NUEVA :) La amo desde hace 2 años


--------------------------------------